D-seguridad.jpg​​
El Plan Integral de Seguridad y Convivencia Ciudadana Metropolitano (en adelante PISCC Metropol), se ha concebido como una herramienta de planificación que busca, en el marco de la articulación, cooperación y armonización de acciones, intervenir adecuadamente asuntos reconocidos como fines esenciales del Estado, como lo son asegurar la convivencia pacífica y proteger todas las personas residentes en nuestro país (Constitución Política Colombiana, 1991). Es un instrumento que se propone, desde las funciones conferidas a las Áreas Metropolitanas, facilitar procesos de trabajo mancomunado entre los distintos actores competentes en materia de seguridad y convivencia mediante una labor de planificación, tomando como punto de partida las necesidades poblacionales y territoriales donde tiene injerencia.

El desarrollo armónico del territorio es la apuesta y la razón de ser de las Áreas Metropolitanas, quienes en virtud de la legislación orgánica territorial, pueden asumir conocimiento sobre aquellas temáticas que por sus implicaciones sean declaradas como hechos metropolitanos, siempre en el marco de sus competencias constitucionales y legales, que persigue propósitos administrativos de cara a la integración de los municipios.

Tratándose de seguridad y convivencia en el Área Metropolitana del Valle de Aburrá, se han identificado manifestaciones o fenómenos asociados a la criminalidad, la violencia y la conflictividad social, que superan los límites territoriales de los municipios y que hacen un llamado a una multiplicidad de actores de diferentes niveles de gobierno a una intervención acertada y a una alta efectividad institucional, buscando la coherencia entre actividades que se desarrollan en conjunto, para lograr un propósito común en cumplimiento del principio de solidaridad y equidad territorial.

¿Para qué sirve y cómo se construyó?

Es en este contexto donde surge la necesidad de construir un Plan Integral de Seguridad y Convivencia Ciudadana Metropolitano, que materialice los propósitos establecidos por la Junta Metropolitana del Área Metropolitana del Valle de Aburrá en el acuerdo No. 002 de 2016 al declarar como un hecho metropolitano la Seguridad y la convivencia en el Valle de Aburrá. Soportado en unos antecedentes del mismo Plan Integral Metropolitano de Desarrollo 2008 – 2020 “Metrópoli” en donde ya se había dilucidado la necesidad de consolidar altos niveles de gobernanza en el Área Metropolitana, priorizando la atención en temas relacionados a la seguridad y la convivencia.

De la mano de la Universidad Eafit se acordó la elaboración de un Plan Integral de Seguridad y Convivencia Ciudadana Metropolitano y, de manera paralela, se tomó la decisión de ofrecer un acompañamiento técnico y metodológico a cada uno de los municipios que componen el área metropolitana en el proceso de formulación de sus Planes Integrales de Seguridad y Convivencia Ciudadana – PISCC –. En esa primera fase del proyecto se involucró el empleo de diversas metodologías cualitativas y cuantitativas para comprender el estado de la institucionalidad municipal.

Los PISCC Municipales son la principal herramienta para la operación de acciones puntuales dirigidas a la gestión territorial de la seguridad y la convivencia en cada municipio que compone el área, para que se pueda establecer un diálogo intermunicipal y metropolitano, pues unifica metodológicamente la planificación de la seguridad y la convivencia en los territorios y establece una serie de herramientas compartidas que permite operar el Modelo Metropolitano de Coordinación.

El trabajo de formulación del PISCC Metropol se desarrolló con éxito y finalizó en el 2016 cuando el Consejo de Seguridad y Convivencia Metropolitano, integrado por los Alcaldes de los municipios del Área, aprobó una versión definitiva, que estableció en el eje de la discusión como problemática principal resolver el “bajo nivel de coordinación de actores y articulación de políticas para la gestión de la seguridad, la convivencia y los derechos humanos en el Valle de Aburrá” (Área Metropolitana del Valle de Aburrá, 2016, p. 157). A partir de esta identificación, se propusieron tres líneas estratégicas que buscan resolver dicha problemática, cada una compuesta por unos proyectos y acciones específicas.

piscc-metropol.jpg
En el marco de este acuerdo, la segunda fase del proyecto que inició en 2017,  busca que ambas instituciones gestoras de la implementación del Plan Integral de Seguridad y Convivencia Metropolitano, construyan los aprendizajes a través de su conocimiento en la conceptualización, análisis y definición de recomendaciones que contribuyan a la identificación de escenarios de intervención, seguimiento, evaluación y articulación en materia de seguridad y convivencia con escala metropolitana.  

Adicionalmente, de manera conjunta el Área Metropolitana y la universidad Eafit realizarán un acompañamiento a los 10 municipios que integran el Valle de Aburrá para verificar el estado actual de los PISCC municipales y proveer insumos para su actualización e implementación. Así mismo, la Universidad EAFIT propicia espacios de capacitación y transferencia de conocimiento a los funcionarios municipales y metropolitanos para contribuir a la generación de capacidades para la gestión de la seguridad y la convivencia en el ámbito metropolitano.

En el marco del acompañamiento, los equipos del Área Metropolitana y de la Universidad EAFIT prestan asistencia técnica a los municipios con el objetivo de perfeccionar el principal instrumento para la gestión local de la seguridad y la convivencia que contempla la normatividad colombiana: el Plan Integral de Seguridad Ciudadana y Convivencia –PISCC.


Características PISCC Metropol

  • Es un documento de planeación estratégica que debe existir en todos los departamentos, distritos especiales y municipios del país. El PISCC Metropol es el primero que se formula en el país e implementa con una escala metropolitana, reconociendo las nuevas realidades de la urbanización y la regionalización
  • El documento se ha apoyado en la experiencia del PISCC Medellín, el cual se basa en estrategias, líneas de acción, programas y proyectos que tienen como finalidad dar solución a las problemáticas de violencia, delincuencia, crimen e inseguridad que afectan a la ciudadanía.
  • Es un insumo fundamental para determinar las inversiones que se realizarán en materia de seguridad y convivencia ciudadana de cada ente territorial.
  • Es una oportunidad para abordar integralmente los temas de seguridad y convivencia con el concurso de distintos actores y sectores

¿Qué no es un PISCC?

El Plan Integral de Seguridad y Convivencia Ciudadana Metropolitano no reemplaza las instituciones ni responsabilidades que están determinadas por la ley en otras entidades territoriales, por eso es importante aclarar algunos asuntos que ayudan a su operatividad y tener claridades de cara a la comunidad:

  • El PISCC no es un plan de acción para atender una problemática de manera específica.
  • Tampoco es un plan de vigilancia de las instituciones encargadas de la seguridad y el orden público.
  • El PISCC no es un listado de acciones aisladas que apuntan a trabajar diferentes problemáticas bajo diferentes perspectivas y enfoques.
  • No es una bolsa de recursos de los Fondos de Seguridad Territoriales FONSET entre las entidades que conforman el Comité de Orden Público, sin ningún tipo de planeación o sin un propósito claro.
  • No es una lista de necesidades de las diferentes instituciones que tienen a su cargo de manera directa o indirecta los asuntos de seguridad.​
>