ciclocaminabilidad.jpg  
​Algunos hábitos de movilidad ya están cambiando y en los próximos años, gracias a estrategias como la ciclocaminabilidad, el territorio metropolitano no será el mismo. El reto ante el calentamiento global y el compromiso con la sostenibilidad han hecho que acciones como caminar, usar la bicicleta y moverse en transporte público sean comportamientos cada vez más habituales​, eficientes y seguros. Por esos resultados es que trabajan el Área Metropolitana del Valle de Aburrá y los 10 municipios que conforman la región en su decisión política por la movilidad sostenible, segura e incluyente.
Para lograrlo, es necesaria la construcción de más senderos peatonales y ciclorutas acompañados de parques de calle, cicloparqueaderos y mejoramiento del espacio público, proyectos clave para integrar el territorio del Valle de Aburrá a través de corredores viales con enfoque ambiental y, sobretodo, infraestructuras seguras y ágiles. El peatón y el ciclista son los protagonistas y el aire, el gran recurso protegido.

En Colombia, el término ciclocaminabilidad da cuenta de la infraestructura permanente designada para la circulación de modos no motorizados como la bicicleta y la caminata: ciclorrutas, senderos peatonales, cicloparqueaderos y mejoramiento del espacio público, teniendo como prioridad el peatón y el ciclista. Es importante diferenciarla con las vías ciclistas, que son vías de uso exclusivo de la bicicleta y por lo tanto están segregadas del espacio de otros actores de la vía pública, ya sea el tráfico motorizado o los peatones, y las vías-ciclo-adaptadas, que son aquellas calles o espacios públicos que son especialmente acondicionadas para la circulación en bicicleta pero no suponen un uso exclusivo de las vías.

Con la implementación de los espacios para la ciclocaminabilidad, el Área Metropolitana del Valle de Aburrá ofrecerá a los habitantes metropolitanos un territorio con espacios diseñados para las personas, por medio de intervenciones en la cicloinfraestructura existente y con la proyección de nuevos desarrollos, centralidades y conectividades formuladas en el Plan Estratégico Metropolitano de Ordenamiento Territorial - PEMOT -, primero que se hace en Colombia, y que permitirá armonizar todas las dimensiones del desarrollo a favor de garantizar crecimientos más sostenibles y que faciliten esos medios amigables de movilización por nuestra rica geografía urbana.


Otros componentes del sistema de planes metropolitanos, como el Plan Maestro de Movilidad, el Plan de Gestión para la Calidad del Aire - PIGECA - y el Plan Metropolitano de la Bicicleta 2015-2030, entre otros, darán garantías para que las condiciones del peatón y el ciclista cuenten con conectividad para el Sistema Integrado de Transporte del Valle de Aburrá – SITVA y mayor seguridad en sus desplazamientos.
 
La expansión de EnCicla va pedaleando, bien acompañada.

03-09-18-expansion-encicla.jpg

Decidirse por la ciclocaminabilidad como una estrategia del presente y el futuro para el Valle de Aburrá implica planeación e inversión. Dentro de las obras se tienen previstos nuevos corredores verdes, renovación y construcción de andenes, parques, recuperación de quebradas, siembra de árboles para hacer más frescos los desplazamientos y, el complemento ideal, será la expansión de EnCicla a todo el territorio metropolitano, con estaciones en los diez municipios para garantizar la réplica, en el norte y en el sur, del éxito que se tiene en Medellín desde 2011.

La integración de los municipios del Valle de Aburrá con la expansión EnCicla será una realidad. Los municipios de Barbosa, Girardota, Copacabana, Bello, Envigado, Itagüí, Sabaneta, La Estrella y Caldas tendrán sus nuevas estaciones. Al expandir el área de cobertura del Sistema de Bicicletas Públicas a los diferentes municipios y consolidar la red existente en Medellín como ciudad núcleo, se incrementará el número de viajes tanto en bicicleta pública como en bicicleta particular, muchos más viajes en medios silenciosos y limpios que le darán tranquilidad y pausa a la muy acelerada vida urbana.

Es importante resaltar que el sistema de bicicletas públicas se activa con la tarjeta Cívica personaliza​da, lo  que le permite, además de la gratuidad en el préstamos de bicicletas, acceder con un solo pago a viajes multimodales de Metro, Metroplús, Cables y Tranvía; con tarifas preferentes si se necesita acceder a rutas integradas.  Por lo anterior es que la ubicación de las nuevas estaciones de EnCicla parten de la premisa de conectar la centralidad de cada municipio a su estación Metro más cercana. 

Más cicloparqueaderos para una parada segura

03-09-18-cicloparqueadero-interna.jpg​​

Otra de las estrategias que hacen parte de las adecuaciones para una ciclocaminabilidad segura y amable y, consolidar la bicicleta como un modo de transporte prioritario y articulado al Sistema Integrado de Transporte del Valle de Aburrá – SITVA, es la instalación de cicloparqueaderos en diferentes puntos del territorio metropolitano.

Cada cicloparqueadero tiene una capacidad promedio de 10 bicicletas. El diseño se caracteriza por ser una “U” invertida, lo que permite a los usuarios asegurar la bicicleta en mínimo dos puntos para evitar que se tuerzan los rines y ofrecer un espacio adecuado para el posicionamiento​​ y el retiro de la bicicleta.

La voluntad administrativa y social, a la que se suman los esfuerzos institucionales privados por impulsar una Movilidad Activa en todo el territorio, son parte de las acciones y estrategias para recuperar el espacio público para las personas y se promueven comportamientos más amables en la vía, mejorando así, la calidad de vida de los ciudadanos metropolitanos.



Obras de ciclocaminabilidad

    >