La red de monitoreo de calidad del aire del Valle de Aburrá cuenta con estaciones de monitoreo de distintos contaminantes atmosféricos como ozono, óxidos de nitrógeno, monóxido de carbono, PM10, PM2.5, entre otros. Los datos de las mediciones están disponibles para su consulta en www.siata.gov.co y la aplicación SIATA, y permiten que las alcaldías, el Área Metropolitana y la ciudadanía tengan datos certeros acerca de lo que ocurre en cuanto a calidad del aire en el territorio.

 

​La red tuvo sus inicios a mediados de la década del 2000 y es operada desde agosto del 2016 por el Sistema de Alerta Temprana de Medellín y el  Valle de Aburrá - SIATA.  Proyecto que cuenta con un grupo de profesionales para el mantenimiento permanente de las estaciones, al igual que para el análisis y procesamiento de los datos que ellas registran y que además enriquecen investigaciones acerca del comportamiento de la calidad del aire en esta región, asociados a aspectos meteorológicos.

Estaciones  

Los equipos con los que se monitorea la calidad del aire en el Valle de Aburrá siguen estándares de métodos de medición de la Agencia de Protección Ambiental de EEUU, EPA por sus siglas en inglés.

Todos los contaminantes que se monitorean en el Valle de Aburrá se miden bajo métodos de referencia y equivalencia estipulados por la EPA: los NOx se miden por quimioluminiscencia, SO₂ por fluorescencia, CO con infrarrojo no dispersivo, O₃ con fotometría, y PM o material particulado con atenuación de rayos beta. 

Las estaciones que conforman esta red se pueden clasificar según su tecnología en automáticas o manuales, o bien, según su objetivo de monitoreo, de representatividad poblacional o de tráfico; mientras que las estaciones automáticas permiten la visualización horaria de las concentraciones de los contaminantes, información que está disponible en tiempo real a través de www.siata.gov.co y la aplicación SIATA, los datos de las estaciones manuales son recolectados cada tres días y llevados a pesaje en un laboratorio acreditado puestos a disposición para la verificación de los registros entregados por las estaciones automáticas.

Las estaciones que conforman esta red se pueden clasificar según su tecnología en automáticas o manuales, o bien, según su objetivo de monitoreo, de representatividad poblacional o de tráfico. Las estaciones automáticas permiten la visualización horaria de las concentraciones de los contaminantes, información disponible en tiempo real a través de www.siata.gov.co y la aplicación para dispositivos móviles SIATA; por su parte, los datos de las estaciones manuales son recolectados cada tres días y llevados a pesaje a un laboratorio acreditado para la verificación de los registros entregados por las estaciones automáticas.

En cuanto a la clasificación según el objetivo de monitoreo, las estaciones de representatividad poblacional son aquellas cuyas mediciones caracterizan la calidad del aire en zonas residenciales, y en consecuencia pueden dar cuenta del real impacto de los contaminantes de la atmósfera en la salud de la población; mientras que la ubicación de las estaciones de tráfico o industriales obedece a la necesidad de medir la influencia directa de las industrias y los vehículos en la calidad del aire de una zona en particular, y no de la influencia directa en la salud de la población.

 

Meteorología y calidad del aire

El Valle de Aburrá tiene variables y fenómenos meteorológicos que condicionan la dispersión de contaminantes atmosféricos como la radiación, la estabilidad atmosférica, la humedad, entre otros; estos factores, sumados a la topografía particular del Valle, determinada por empinadas laderas que guían el curso del río Aburrá, hacen necesario correlacionar la información meteorológica de la región con los datos de las estaciones que monitorean contaminantes en el territorio.     

El SIATA cuenta con varios sensores que permiten hacer seguimientos de esas condiciones meteorológicas que están directamente relacionadas con la dispersión de contaminantes en el Valle de Aburrá:

                             radiometro.jpg                   

Radiómetro: monitorea variables termodinámicas como la temperatura, humedad, vapor de agua y cantidad de este líquido en la atmósfera, permitiendo conocer su perfil de variabilidad hasta 10 km por encima de la superficie. Medellín fue la primera ciudad en Colombia en contar con este equipo, clave para el pronóstico meteorológico a corto plazo y determinante para entender fenómenos como la inestabilidad atmosférica, que influye en la dispersión de contaminantes.

radar.jpg

Radar perfilador de vientos: ofrece información de la estructura vertical de los vientos en el Valle de Aburrá mediante ondas electromagnéticas que interactúan con la humedad presente en la atmósfera, registrando información desde la superficie hasta 8 km de altura.

ceilometros.jpg

Ceilómetros: el ceilómetro es un sensor láser diseñado para tomar perfiles verticales de la atmósfera, y que permite informar acerca de la altura de la Capa Límite Atmosférica y la cantidad de aerosoles presentes en la parte baja de la tropósfera. El SIATA cuenta con 3 de estos equipos, los cuales aportan al  monitoreo constante de la calidad del aire en la región.

piranometro.jpg

Piranómetros: el piranómetro es un instrumento utilizado para medir la cantidad de radiación solar total que llega a la superficie. Cuantificar la radiación es de gran importancia para entender la dinámica de los fenómenos meteorológicos, y además es una medida fundamental para determinar si las condiciones meteorológicas son favorables o desfavorables para la calidad del aire, particularmente en el Valle de Aburrá.

​​ ​​​​​​​
​​​​​

>