​Todos en el plan de vigilar

Así como el Área Metropolitana del Valle de Aburrá se unió a otras instituciones, los municipios,  la ciudadanía y el Gobierno Nacional para planear la gestión integral de la calidad del aire, esa misma unión debe existir para vigilar su cumplimiento.
De esta forma, con base en acuerdos institucionales específicos, se están aplicando sanciones efectivas a fuentes móviles que incumplen con las normas de emisiones o con las disposiciones de la revisión técnico mecánica; se está fortaleciendo la articulación interinstitucional y el trabajo conjunto con las Secretarías de Tránsito y los CDA; y se publican informes periódicos de las acciones realizadas y los resultados obtenidos en los programas de control y vigilancia de fuentes móviles.

Además, se espera implementar un programa pedagógico y permanente de detección remota de emisiones, capaz de medir en tiempo real las emisiones de una gran cantidad de vehículos sin necesidad de que los vehículos se detengan. Este mecanismo ayuda al reforzamiento de la vigilancia y a la generación de grandes volúmenes de información para la mejora continua de regulaciones y medidas.

Por último, en este eje se ejecutan acciones de supervisión y vigilancia de la contaminación atmosférica generada por los establecimientos comerciales, industriales y de servicios, y se aplican sanciones efectivas a las fuentes estacionarias que incumplan con los límites de emisiones y otras disposiciones establecidas en las resoluciones nacionales y metropolitanas correspondientes.
>