Fuentes de emisión de contaminantes


El aire que respiramos se contamina cuando se introducen sustancias distintas a las que lo componen naturalmente, o bien, cuando se modifican las cantidades de sus componentes. La contaminación se puede dar debido a factores naturales (erupción de volcanes, incendios forestales, entre otros) o derivarse de las actividades del ser humano (uso de vehículos, procesos industriales, entre otros).

Fuentes móviles                 

Todo tipo de fuente de contaminación atmosférica que pueda desplazarse de un sitio a otro, pertenece a esta categoría. Entre estos se encuentran los carros, los camiones, las motocicletas, los autobuses, los aviones y las locomotoras (US-EPA, 2017). La proporción en que se emiten estos contaminantes depende de una serie de factores entre los que se encuentran el tipo de motor, la calidad del combustible usado y el estado de mantenimiento del vehículo.

 

Fuentes fijas

En esta categoría se encuentra todo tipo de ubicación inmóvil o instalación fija desde donde se descargan contaminantes. También se refiere a una fuente única e identificable de contaminación, por ejemplo: tuberías, zanjas, minas o chimeneas de fábricas. (US-EPA, 2017)

 

Fuentes de área

Se trata de cualquier fuente de contaminación que es liberada sobre un área relativamente pequeña y no puede ser clasificada como fuente fija. Son fuentes muy pequeñas para ser consideradas de forma individual pero colectivamente representan un porcentaje significativo de las emisiones de contaminantes. Las estaciones de servicio de combustibles son un ejemplo de este tipo de fuentes contaminantes.
 

Fuentes biogénicas

Las fuentes biogénicas son aquellas que no son directamente ocasionadas por el ser humano, es decir, son propias de la naturaleza pero de un modo u otro, contaminan el aire. Estos pueden ser la vegetación, los animales o lugares como pantanos.
>