• Las especies de fauna silvestre y exótica recuperadas ingresarán a la Red de Tratamiento del Área Metropolitana del Valle de Aburrá.

  • Durante la entrega voluntaria, que transcurrió en el municipio de Bello, se recuperaron especies como serpiente pitón, boa constrictor y tarántulas.
​Efectivos de la Policía Ambiental y Ecológica, acompañados de funcionarios del Área Metropolitana del Valle de Aburrá, lograron la recuperación de 33 especies de fauna silvestre que se encontraban en una vivienda del municipio de Bello.

La atención oportuna de estos animales, que ingresarán a la Red de Tratamiento del Área Metropolitana, se logró a través del dueño de dicha propiedad, quien autorizó el procedimiento.


Algunas de las especies de fauna silvestre recuperadas en este operativo fueron escorpiones, tarántulas, boas. De fauna exótica fueron entregadas pitones, geckos y dragones barbudos.

El trabajo articulado entre las dos entidades es clave en estos casos, pues se unifican esfuerzos para lograr que las especies se recuperen y puedan regresar a su hábitat natural a diversificar los ecosistemas.

Es importante señalar que las especies más comercializadas de forma ilegal son las tortugas, las loras y los micos.

Asimismo, la Policía Nacional y el Área Metropolitana del Valle de Aburrá se permiten recordar a la ciudadanía 10 razones por la cuales no se debe tener fauna silvestre fuera de su hábitat.

  1. La tenencia ilegal de fauna silvestre es un delito tipificado en la normativa ambiental.
  2. Estos animales requieren de alimentos que sólo consiguen en su hábitat natural.
  3. ​Estos necesitan ambientes propicios para poderse reproducir y evitar su extinción.
  4. Les es indispensable estar rodeados de individuos de su misma especie para estimular su supervivencia.
  5. Inevitablemente, el animal en cautiverio termina por demostrar un comportamiento agresivo y temperamental, en muchos casos sin provocación alguna, llegando a convertirse en amenaza para el ser humano.
  6. Si estos animales están fuera de su hábitat, no pueden realizar funciones importantísimas como dispersar semillas y controlar plagas, entre otras, para mantener el equilibro en los ecosistemas.
  7. Dichos animales se enferman, se deprimen y se debilitan, muchas veces sin importar lo bien que los queramos tratar, condiciones que los llevan a la muerte en poco tiempo.         
  8. Cuando se compra un animal silvestre para tenerlo como mascota se está fomentando el tráfico ilegal, se está pagando por la destrucción del planeta y se está contribuyendo con la extinción de las especies.
  9. Por cada ejemplar de fauna silvestre enjaulado y/o secuestrado, aproximadamente 10 individuos mueren en el proceso de apresamiento, transporte y comercialización.
  10. Los animales silvestres Son portadores de muchas enfermedades que pueden transmitir a los humanos o a los animales domésticos (enfermedades zoonoticas), ocasionándoles graves dolencias e inclusive la muerte.
​La Policía Nacional y el Área Metropolitana del Valle de Aburrá invitan a la comunidad a denunciar el tráfico o tenencia de fauna silvestre al número de celular 3046289337 de Policía Ambiental y Ecológica, o al 3856000 del Área Metropolitana del Valle de Aburrá.

18.2k Seguidores