Todos debemos ser conscientes de que también somos fuentes generadoras de ruido, por tanto debemos tomar acciones para no aportar más ruido a nuestro ambiente.


  • Evite usar la bocina (o pito) de manera innecesaria como por ejemplo, para saludar a un amigo, demostrar enojo, anunciar la llegada a un sitio, avisar del cambio del semáforo.
  • Mantenga en buen estado su vehículo, con ello se evitará ruidos y vibraciones no deseadas.
  • Evite acelerar y frenar bruscamente en los semáforos. Practicar la conducción eficiente no sólo reduce el consumo de combustible, sino que evita situaciones en las que el ruido producido por el motor y los neumáticos se incremente.
  • No retirar los silenciadores de las motocicletas, busca una forma más silenciosa de llamar la atención.
  • Hablar con un volumen de voz moderada, no es necesario hablar en voz alta ni gritar.
  • Desplazarnos siempre que podamos a pie, en bicicleta o en transporte público colectivo: generan menos ruido global.
  • No use herramientas ruidosas en horarios nocturnos.
  • Si tiene electrodomésticos, como aspiradoras o batidoras que sean muy ruidosas, úselos durante el día y evite hacerlo en horarios de descanso.
  • Antes de elevar el volumen, piense si es necesario o si puede ser molesto para usted o para otra persona, especialmente en la noche.

Acciones.png 


Acciones2.png

Acciones3.png