El ruido es un contaminante físico que afecta el aire, ya que aunque no se acumula, traslada o se mantiene en el tiempo, si no se controla adecuadamente puede generar efectos perjudiciales en la salud y la calidad de vida de las personas.

El término contaminación acústica hace referencia al ruido (entendido como sonido excesivo y molesto), provocado por las actividades humanas (tráfico, industrias, locales de ocio, aviones, barcos, entre otros.) y que causa efectos en la salud, la tranquilidad y calidad de vida de la población, por tanto, la importancia que se tomen medidas para abordar de una manera adecuada la problemática de contaminación acústica, buscando mejorar la calidad de vida y tranquilidad de la población.

La Organización Mundial de la Salud (OMS), la Comunidad Económica Europea (CEE) y el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) han declarado de forma unánime que el ruido tiene efectos para la salud de las personas. Por esto, es necesario que se tomen medidas para abordar de una manera adecuada la problemática de contaminación por ruido.

Dentro de las competencias del Área Metropolitana del Valle de Aburrá, como Autoridad Ambiental, está el elaborar y actualizar cada cuatro (4) años, mapas de ruido ambiental para los municipios con más de 100.000 habitantes, según lo dispuesto por la Resolución 627 de 2006, norma nacional de emisión de ruido y ruido ambiental.

En el año 2019 se actualizaron los mapas de ruido ambiental para los diez (10) municipios del Valle de Aburrá con año base 2018, los cuales se pueden consultar a través de un aplicativo web, único en el país, donde puedes visualizar la información para un municipio en general o de un lugar específico.

La misma Resolución No. 627 de 2006 obliga a las autoridades ambientales a elaborar e implementar Planes de prevención y descontaminación por ruido, que contienen un conjunto de líneas de actuación que den respuesta a las necesidades detectadas en los mapas de ruido, para garantizar condiciones acústicas óptimas para todos los habitantes, con el apoyo de los diferentes actores relacionados con la gestión del ruido.

historico-ruido.jpg

>