Las Áreas Protegidas como estrategia de planificación del territorio exigen una suma de esfuerzos entre actores, instrumentos, recursos, voluntades y mecanismos que promuevan ejercicios de conservación para que estos ecosistemas sean sostenibles y mantengan su oferta de servicios ecosistémicos para el territorio metropolitano. 


La consolidación del Sistema Nacional de Áreas Protegidas -SINAP- que contiene el Sistema de Parques Nacionales Naturales, deberá buscar la forma de articularse con las diferentes zonas de protección local y regional que existan en el territorio nacional, con el fin de identificar las potencialidades ambientales de estos ecosistemas y comprender la forma de insertarlas en las economías y los mercados locales y regionales.


Para una mejor comprensión, es importante entender lo siguiente:

Sistema Nacional de Áreas Protegidas (SINAP)


En cuanto a la estrategia de conservación, la Política Nacional de Biodiversidad, consolida el Sistema Nacional de Áreas Protegidas (SINAP), que a su vez contiene el Sistema de Parques Nacionales Naturales (SPNN) y las áreas protegidas naturales tanto regionales como locales. 

Los objetivos nacionales de conservación del SINAP son los siguientes:

  • Asegurar la continuidad de los procesos ecológicos y evolutivos naturales para mantener la diversidad biológica.
  • Garantizar la oferta de bienes y servicios ambientales esenciales para el bienestar humano.
  • Garantizar la permanencia del medio natural o de alguno de sus componentes, como fundamento para el mantenimiento de la diversidad cultural del país y de la valoración social de la naturaleza.

El Sistema Nacional de Áreas Protegidas se divide en cuatro grandes grupos:

  • Áreas protegidas de orden nacional, donde el principal es el Sistema de Parques Nacionales.
  • Áreas protegidas de orden regional. En esta escala tenemos los Sistemas Regionales de Áreas Protegidas de las corporaciones autónomas regionales – SIRAP – y los Sistemas Departamentales de Áreas Protegidas – SIDAP –.
  • Áreas protegidas de orden local, que son de carácter municipal y se conocen como Sistemas Metropolitanos de Áreas Protegidas – SIMAP – y Sistemas Locales de Áreas Protegidas – SILAP–.
  • Áreas protegidas privadas. Estas están integradas por la Red de Reservas Naturales de la Sociedad Civil.
Tomando en cuenta lo anterior y el decreto 1076 del año 2015, se presentan a continuación de un modo sintetizado, los diferentes tipos de declaratoria de áreas protegidas que hay en el país:
 
  • Reservas Forestales Protectoras,
  • Parques Naturales Regionales,
  • Distritos de Manejo Integrado,
  • Distritos de Conservación de Suelos,
  • Reservas de la Sociedad Civil,
  • Áreas de Recreación.

Info-SIMAP.jpg
>