La Gestión de Cultura y Educación ambiental es el proceso que le permite al ciudadano metropolitano comprender las relaciones de interdependencia con su entorno, a partir del conocimiento reflexivo y crítico de su re​​alidad biofísica, social, política, económica y cultural para que, a partir de la apropiación de la realidad concreta, se puedan generar en él y en su comunidad actitudes de valoración y respeto por el ambiente.

Estas actitudes, por supuesto, deben estar enmarcadas en criterios para el mejoramiento de la calidad de la vida y en una concepción de desarrollo sostenible, entendido éste como la relación adecuada entre medio ambiente y desarrollo, que satisfaga, cada vez más racionalmente, las necesidades de las generaciones presentes, asegurando así el bienestar de las generaciones futuras. 

El cómo se aborda el estudio de la problemática ambiental y el para qué se hace la cultura y la educación ambiental depende de cómo se concibe la relación entre individuo, sociedad y naturaleza y de qué tipo de sociedad se quiere.

Enfoque de la Gestión de Cultura y Educación ambiental en el Área Metropolitana del Valle de Aburrá

En el Área Metropolitana del Valle de Aburrá nos enfocamos en siete criterios fundamentales en la Gestión de Cultura y Educación para el óptimo resultado de la relación entre el medioambiente y el ciudadano metropolitano:

Sistémica: concibe la realidad como un sistema cuya suma de partes no es igual al todo, donde el saber ambiental es necesariamente sistémico. Entender el ambiente como un todo interrelacionado, nos exige entender la realidad y sus procesos desde una mirada más amplia y abierta y a buscar formas de pensamiento y acción coherentes con esta diversidad, en donde no existen visiones, ni soluciones únicas.

Holístico: asume un enfoque integrador e interrelacionado, al buscar que la educación sea mirada como la continuidad virtuosa del conocimiento y no una división de temas en parcelas o partes. Con el enfoque holístico todas las actividades a realizar deben tener coherencia entre sí, llenando de sentido los valores que demanda abordar la educación ambiental desde distintas disciplinas, estableciendo las interrelaciones.

Práctico: es la pausa en el afán cotidiano para entrar en contacto con la realidad, donde se integran los elementos teóricos y prácticos como parte del proceso educativo, produciendo un conocimiento significativo para el ciudadano y hace del aprendizaje algo pertinente, que vincula a la persona con su medio.

Globalizador: en el Valle de Aburrá vivimos problemas que también tienen otras metrópolis del mundo, pensar en su solución exige tener un enfoque globalizador, una manera distinta de leer las realidades, causas y consecuencias donde se incluya la necesidad de cruzar aprendizajes y experiencias, abrir datos, y plantear soluciones de alcance global sin perder la particularidad de lo regional y local. Lo que suceda en términos  ambientales en una región del mundo afecta a todas las demás.

Transversal: si hablamos de ambiente, los ecosistemas son los lentes para interpretar las realidades que nos rodean. Por eso se debe trabajar tanto en los sectores de aprendizaje como en la integración de la familia y otras organizaciones sociales al proceso educativo, capacitación docente y actividades de extensión y diálogo de colectivos, entre otras.

Interdisciplinarios: cada disciplina o asignatura tiene algo que aportar a los temas ambientales y es fundamental reconocer su importancia, de esta forma se puede realizar una mejor labor educativa.

Sentido futuro: la educación ambiental está llamada a entregar herramientas útiles destinadas a generar cambios que permitan a la ciudadanía vivir amable, comprometda y responsablemente, y que las generaciones que ahora reciben información respecto al tema puedan mantener la posibilidad de vivir en ambientes sustentables (Fuentealba, 2005).

Líneas de actuación de la Gestión de Cultura y Educación ambiental:

Gestión de Cultura y Educación Hídrica en:

  • Cuidado y preservación del recurso hídrico
  • Huella hídrica.

Gestión de Cultura y Educación en Calidad del Aire en la sensibilización, concienciación y formación en:

Plan Integral de Gestión de Calidad de Aire - PIGECA

Gestión de Cultura y Educación en Fauna Silvestre
Sensibilización, concienciación y formación en:

  • Fauna silvestre
  • Fauna doméstica                 
  • Fauna exótica

Gestión de Cultura y Educación en Residuos sólidos en:
Sensibilización, concienciación, formación en:

  • Manejo integral y sostenible de residuos sólidos en el Valle de Aburrá

Gestión de Cultura y Educación en Biodiversidad

  •  Cuidado de la flora
  • Conectividad biológica
  • Ecosistemas​
>