El Área Metropolitana del Valle de Aburrá articula esfuerzos institucionales, públicos y privados, así como distintos actores del territorio, para garantizar la gestión de la seguridad alimentaria y nutricional, y el desarrollo rural sostenible en la región. Esto, buscando que los ciudadanos tengan acceso a los alimentos que necesitan en cantidad y calidad de forma oportuna y permanente, para su adecuado consumo y utilización biológica.

Esta meta encuentra sustento en el segundo de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), que plantea poner fin al hambre, lograr la seguridad alimentaria y la mejora de la nutrición, y promover la agricultura sostenible, al igual que en los postulados de la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO), cuando este organismo menciona que “a nivel de individuo, hogar, nación y global, la seguridad alimentaria se consigue cuando todas las personas, en todo momento, tienen acceso físico y económico a suficiente alimento, seguro y nutritivo, para satisfacer sus necesidades alimenticias y sus preferencias, con el objeto de llevar una vida activa y sana”.

Bajo estas premisas, el Área Metropolitana del Valle de Aburrá impulsa acciones con los actores territoriales para promover prácticas agropecuarias ambientalmente sustentables. Del mismo modo, articula esfuerzos en el ámbito de la agricultura familiar y de pequeños productores, fortalece los espacios de diálogo y empodera actores del ámbito nacional y local que propenden por la  revalorización de la ruralidad y sus pobladores, la adaptación al cambio climático y la evaluación de su capacidad sobre la demanda de alimentos de la zona urbana.

De lo anterior surgió Huertas Agroecológicas, un programa que impulsa la producción de cultivos de diferentes especies de vegetales y hortícolas para la alimentación humana, sin la aplicación de pesticidas ni fertilizantes de síntesis química.

Estas Huertas están orientadas a mejorar el consumo de alimentos, la producción sostenible y la comercialización de los excedentes, logrando una mejora en la alimentación de las familias del territorio y activando la economía autosustentable.

Durante el año 2017 se logró la implementación y el fortalecimiento de 159 Huertas Agroecológicas, establecidas  en  los 10 municipios del Valle de Aburrá, en las áreas rurales y urbanas, con gran impacto en las familias beneficiadas y en las comunidades vecinas.

Con este ejercicio productivo se crea conciencia sobre la preservación y cuidado del medio ambiente, así como un estímulo a la participación de la producción agropec​uaria y agroindustria, empoderando la producción local y buscando la soberanía alimentaria.
>