• Avanzan obras para llevar agua potable a los habitantes de las veredas Jamundí y El Barro del municipio de Girardota.

  • La construcción del sistema de acueducto multiveredal Jamundí – El Barro, dará cobertura a 700 familias, gracias los $3.723 millones invertidos por el Área Metropolitana del Valle de Aburrá y la Alcaldía de Girardota.

Antes de terminar el año, 700 familias de las veredas Jamundí y El Barro en el norte del Valle de Aburrá, tendrán agua potable en sus casas como parte del programa para mejorar la calidad en la prestación de los servicios públicos domiciliarios en zonas rurales, adelantado por el Área Metropolitana del Valle de Aburrá y las 10 alcaldías locales, en este caso específico la de Girardota.

Estas familias disfrutarán de una mejor calidad en la prestación de los servicios públicos domiciliarios de acueducto, gracias a la instalación de una adecuada infraestructura que puede suministrar este líquido vital, apto para el consumo humano. 

En la actualidad la zona rural del municipio de Girardota es atendida por más de 30 sistemas de acueducto de los cuales 18 cuentan con plantas de tratamiento de agua potable y 12 transportan agua no tratada a cada una de las viviendas. Estos sistemas son, en su mayoría, importantes esfuerzos solidarios por abastecer del vital servicio a las pequeñas comunidades, pero presentan ineficiencias desde el punto de vista técnico y financiero.

Por lo anterior, la Alcaldía de Girardota prioriza la construcción del sistema de acueducto multiveredal Jamundí - El Barro, quienes podrán, por fin, tener acceso a agua potable, la cual es indispensable para mejorar la calidad de vida de estas comunidades.

Los acueductos comunitarios, como en el caso de las veredas Jamundí y El Barro, fortalecen el tejido social y generan vínculos de cuidado recíproco entre la cuenca y la comunidad. En este caso las 700 familias verán respaldado su patrimonio colectivo con la construcción del acueducto multiveredal que mejorará los  sistemas que no tienen la suficiente capacidad hidráulica y que abastece a la población de agua cruda por medio de sistemas antiguos y no tecnificados. Con los recursos aportados por las entidades, actualmente se realizan obras civiles que comprenden:

  • ​Construcción de la bocatoma, desarenador, tanque de almacenamiento y planta de potabilización y otras obras de conectividad.
  • Red de distribución.
  • Construcción alcantarillado interno para la planta de potabilización.
  • Instalación de acometidas y micromedidores.
Las obras, que iniciaron el pasado mes de febrero y que tiene un tiempo estimado de 8 meses, tienen un valor de $3.723 millones, con aportes de $2.600 millones del Área Metropolitana del Valle de Aburrá y $1.123 millones de la Alcaldía de Girardota.

De esta manera la administración municipal de Girardota dentro de su plan de desarrollo “Unidos hacemos más” y el Área Metropolitana del Valle de Aburrá, con su plan de gestión “Territorios Integrados 2016-2019”, establecen la importancia de lograr mayor equidad en el acceso a la calidad del agua para el consumo humano, como un elemento primordial y necesario para la construcción de una comunidad más saludable y competitiva.

 
​​