​​aguas-superficiales.jpg  

​​El Área Metropolitana del Valle de Aburrá realiza desde el año 2003 un seguimiento sistemático a la calidad y cantidad del agua superficial en diferentes estaciones sobre el río Aburrá - Medellín y quebradas afluentes, que representan un interés particular por el impacto que pueden generar en el río. Esta acción estratégica se hace a través de la Red de Monitoreo Ambiental del Recurso Hídrico en su componente de agua superficial.

Entre los logros más significativos de la red se pueden destacar:

  • Conocimiento del estado ambiental del recurso hídrico en el valle de Aburrá, con el objeto de determinar los programas y proyectos para su recuperación.
  • Determinación de los Índices de calidad ambiental
  • Definición y actualización de los objetivos de calidad para el río Aburrá - Medellín a corto, mediano y largo plazo.
  • Estimación de la oferta y la demanda hídrica.
La red de monitoreo ambiental en aguas superficiales realiza un monitoreo sistemático al río Aburrá - Medellín y sus principales quebradas afluentes. Para ello se cuenta con tres tipos de campañas de muestreo:

Campaña de objetivos de calidad

Tienen como propósito monitorear los parámetros incluidos en los criterios de calidad del río Aburrá - Medellín, definidos en el documento referencia para la formulación del Plan de Ordenamiento del Recurso Hídrico (PORH) y así generar insumos que le permitan a la autoridad ambiental realizar el seguimiento al cumplimiento de los objetivos de calidad en su jurisdicción, establecidos en la Resolución Metropolitana 2016.

Las mediciones se realizan en las diez estaciones estratégicas sobre el río Aburrá - Medellín:

  • San Miguel
  • Primavera
  • Ancón Sur
  • Antes de San Fernando
  • Después de San Fernando
  • Aula Ambiental
  • Niquía
  • Ancón Norte
  • Papelsa

Y sobre el río Porce:

  • Puente Gabino, ubicada sobre luego de la desembocadura de Río Grande.
Los muestreos de éste tipo se realizan semestralmente, su duración es de 12 horas continuas y cada hora se toma una muestra de agua con alícuotas a la que se le miden las variables establecidas, sumadas a las sustancias de interés sanitario como el cadmio, cobre, cromo, mercurio, níquel y plomo.


Paralelamente se miden, en algunas estaciones estratégicas, la temperatura del agua, pH, el oxígeno disuelto y la conductividad eléctrica, además de potencial de óxido reducción y turbiedad.


Campaña de quebradas

Las campañas se realizan en catorce quebradas afluentes al río Aburrá - Medellín con el propósito de evaluar su cantidad y calidad. Once de las catorce quebradas son fijas en las que se encuentran la Doña María, Altavista, La Picacha, La Hueso, La Iguaná, Santa Elena, La Rosa, La Madera, El Hato, La García y La Señorita; mientras que las tres restante varían en cada jornada, acorde a las necesidades identificadas por la Autoridad Ambiental.

Al igual que en las campañas sobre el río Aburrá - Medellín, las alícuotas se toman cada hora y se les mide in situ la temperatura del agua, pH, el oxígeno disuelto y la conductividad eléctrica, además de potencial de óxido reducción y turbiedad en algunas estaciones donde se cuenta con equipos automáticos IQ Net.

La información obtenida de los monitoreos es consignada en formatos de campo junto con las observaciones correspondientes y relevantes en las diferentes tomas de muestra o comportamiento del agua y el estado del tiempo durante la campaña. Los análisis desarrollados para las quebradas afluentes permiten dar una mirada general a las condiciones en que se encuentran el conjunto de quebradas monitoreadas en las fechas de la campaña, las cuales se hacen bajo condiciones técnicas de muestreo similares tales como horarios, parámetros, equipos, métodos, frecuencia y periodicidad.


Campaña compuesta

Este tipo de campaña se realiza para lograr un seguimiento periódico a la calidad de agua del río Aburrá - Medellín y sus quebradas afluentes en diferentes periodos climáticos, mediante la medición de las variables que hacen parte de la ecuación para el cálculo de los índices de calidad aplicados en el proyecto RedRío (ICACOSU e ICA-global), lo que permite comparar las condiciones de calidad en diferentes periodos.

Para el cumplimiento de este propósito se realizan dos campañas por semestre en doce estaciones de las cuales nueve corresponden a estaciones sobre el eje del río Aburrá - Medellín, tales como San Miguel, Ancón Sur, Antes de San Fernando, Después de San Fernando, Aula Ambiental, Puente Acevedo, Puente Machado, Niquía y Ancón Norte, y una sobre el río Porce denominada Puente Gabino ubicada luego de la desembocadura de Río Grande.

Durante cada jornada se componen muestras con toma de alícuota cada hora, para realizar el respectivo análisis en laboratorio de parámetros como: pH, temperatura del agua, oxígeno, conductividad, sólidos totales, sólidos sediméntales, nitrógenos, fosfatos, fósforo, coliformes totales, coliformes fecales, macroinvertebrados, algas perifíticas, entre otros.​

>