agua-monitoreo.jpg
El agua subterránea repre​senta más del 30% de las reservas de agua dulce del planeta. Ahora bien, si se tiene en cuenta que el agua de las capas de hielo y los glaciares no se encuentra disponible para su uso, el agua subterránea representa más del 97 % del agua dulce en estado líquido disponible en el planeta.

Con el crecimiento poblacional, la necesidad de abastecimiento de agua es cada vez mayor. Si ya en el pasado fue importante estudiar y extraer el recurso hídrico del subsuelo, en la actualidad y a futuro esta necesidad se hace mayor, y el agua subterránea se convierte en una alternativa de suministro y adaptación ante la escasez de agua superficial. En nuestra geografía departamental el agua subterránea es un recurso que se explota desde hace décadas, bien sea para el consumo humano, o bien para actividades económicas como la industria o la agricultura. El Urabá, el Oriente Antioqueño y el Valle de Aburrá son regiones donde la explotación del agua subterránea se hace de manera regular.

El Área Metropolitana del Valle de Aburrá, a través de RedRío, retomó en el año 2010 el monitoreo de las aguas subterráneas, cuyo propósito es ampliar el conocimiento acerca de la dinámica, origen y evolución del sistema de reserva de agua subterránea (acuífero) y contar cada día con mejores herramientas para la toma de decisiones relacionadas con el manejo de este recurso.

La red de monitoreo de agua subterránea está conformada por 95 puntos o captaciones entre aljibes, pozos y piezómetros, en los cuales se realizan tres tipos de monitoreo:

Piezométrico

Indica la profundidad a la que se encuentra el agua en cada punto, es un monitoreo de nivel que se realiza mensualmente.

Hidrogeoquímico

Permite determinar las características que va adquiriendo el agua al entrar en contacto con los minerales presentes en las rocas y así conocer su historia y evolución. Se realiza con una periodicidad semestral.

Calidad

Permite conocer las características físicas, químicas y microbiológicas del agua subterránea. Este monitoreo se realiza una vez por semestre.

>