figura-4-mapa-red-de-monitoreo.jpg  
​El agua que circula a través de las diferentes unidades geológicas aumenta su mineralización a medida que avanza en su recorrido, adquiriendo la composición de la roca por la cual transita.

Un estudio hidrogeoquímico parte del análisis de parámetros físico químicos como pH, temperatura (T), conductividad y potencial redox; también se analiza la concentración de los iones mayoritarios presentes en el agua, como son el calcio (Ca2+), el sodio (Na+), el magnesio (Mg2+), el potasio (K+), el bicarbonato (HCO3-), el sulfatos (SO42-), el nitratos (NO3-), el cloruro (Cl-); finalmente, se analiza la relación que estos factores presentan con la composición mineralógica de las rocas presentes en el sistema.

De los 83 puntos de agua que conforman la red de monitoreo de aguas subterráneas del Valle de Aburrá, 45 conforman regularmente la red para el análisis hidrogeoquímico.

>