El agua subterránea puede extraerse de manera natural o inducida por el hombre a través de puntos de agua. De forma natural están como ejemplo los manantiales o descargas subterráneas a lagos o al mar. Inducidos por el hombre existen métodos como la excavación de aljibes, mediante labores manuales, y la construcción de pozos mediante el hincado de tuberías o perforación con taladro. Dichos aljibes y pozos están dotados de sistemas de extracción como electrobombas o compresores.

gifformasextraccion.gif

Visibilidad de las aguas subterráneas
Aljibes

Captaciones de agua subterránea cuya construcción se realiza manualmente, esto hace que tengan un diámetro cercano a un metro y sus profundidades se ven limitadas por las condiciones de construcción.

aljibe.jpg

Pozos

Se construyen de manera mecánica por medio de la perforación con taladro, por esta razón éstos tienen un diámetro menor, que puede ir de 4 a 10 pulgadas, y pueden alcanzar profundidades entre decenas y centenares de metros.

pozo.jpg

>