D-Huella-de-Carbono.jpg
El ​cambio climático es uno de los retos más importantes que afronta la humanidad en la actualidad. La comunidad científica y un número creciente de grupos sociales, empresariales y políticos de diversos países, están convencidos que el cambio climático originado por las actividades antrópicas constituye uno de los mayores desafíos ambientales en las metas enfocadas al desarrollo sostenible.

E
s así como la Organización de las Naciones Unidas (ONU) reconoce que el cambio climático afecta a todos los países en todos los continentes, tiene un impacto negativo en la economía y la vida de las personas, las comunidades y los países. En un futuro las consecuencias podrían ser todavía peores.

El Estándar Corporativo de Contabilidad y Reporte del Protocolo de Gases de Efecto Invernadero ofrece lineamientos para empresas y organizaciones interesadas en preparar un inventario de emisiones de GEI. La contabilidad y el reporte de los seis Gases de Efecto Invernadero (GEI) previstos en el Protocolo de Kioto son -bióxido de carbono (CO2), metano (CH4), óxido nitroso (N2O), hidroflourocarbonos (HFCs), perflourocarbonos (PFCs) y hexafluoruro de azufre (SF6).

La huella de carbono de organizaciones, también llamada inventario de GEIs corporativo, mide las emisiones de GEIs derivadas de todas las actividades de una organización. Bajo este esquema, el objetivo de realizar un cálculo de huella de carbono debe ir más allá de proporcionar una herramienta de cálculo de las emisiones directas generadas por el consumo de combustibles fósiles, yendo hasta el cálculo de las emisiones indirectas generadas por el consumo de electricidad y otras emisiones indirectas asociadas a las demás actividades de la cadena de suministro, que se consideren pertinentes.

La metodología más utilizada para el cálculo de la huella de carbono corporativa es la definida por el GHG Protocol en su documento “Estándar Corporativo de Contabilidad y Reporte”. Con base en esta metodología, en 2006 surgió la norma internacional ISO 14064, “Especificación con orientación, a nivel de las organizaciones, para la cuantificación y el informe de las emisiones y remociones de gases de efecto invernadero”, que define los requisitos que deben cumplir los inventarios de GEIs y como principal instrumento de comunicación el Informe de Emisiones, que presenta múltiples sinergias con las Memorias de Responsabilidad Social Corporativa.

Mediante la medición, el control y la eventual reducción de sus emisiones, los agentes económicos pueden mejorar las condiciones ambientales locales y su competitividad a escala nacional y mundial, a la vez que contribuyen a la resolución de un grave problema global.
>