​En Bello se hace un seguimiento detallado con las institituciones educativas, los profesores y la Dirección de Cobertura  para que la deserción estudiantil sea mínima. También se trabaja para recibir a la población que llega de afuera.

Las oportunidades en educación que se brindan en el Valle de Aburrá son grandes. En los 10 municipios encontramos instituciones educativas que cumplen con unos estándares de calidad y la oferta educativa cada vez es mayor, en donde nuestros niños y jóvenes pueden ingresar al sistema educativo con un componente de gratuidad que es muy importante para avanzar en este proceso.

En la media se ofrece un sinnúmero de alternativas con aliados estratégicos e importantes como el Sena. Y se viene construyendo a la par, con las instituciones educativas públicas y privadas, un proceso transversal e importante.

Por ejemplo, un joven que esté en el sistema educativo de Caldas, Bello lo puede acoger bajo unos parámetros claros y unas necesidades específicas. Eso es muy importante y es claro que ese acompañamiento en lo educativo hace que nosotros, como secretarios de educación, tengamos un conocimiento claro y preciso de lo que pasa en los demás municipios del Valle de Aburrá.

Que tengamos identificadas las necesidades y fortalezas de cada uno de los municipios y así entrelazarnos y eso se vuelve una gran fortaleza en el proceso educativo.

En Bello venimos atendiendo más de 62.000 estudiantes. Tenemos un 98% de cobertura educativa en todo el municipio y hemos desarrollado campañas muy puntuales para que esos jóvenes que no están en las aulas de clase y no han podido estudiar se acerquen y hagan parte del sistema.

Bello es atípico a otros municipios del área metropolitana, con excepción de Medellín, porque nos llega población de otros departamentos del país y de otros países en mayor proporción. Por eso estamos generando campañas muy puntuales para darle solución a cada una de esas personas que nos llegan y se establecen en el municipio y necesitan educación.

En nuestra población atendemos 53.000 estudiantes en la educación oficial regular. Otros 8.900 estudiantes en la educación contratada y 19.000 alumnos en las instituciones privadas.

En cuanto a la infraestructura educativa somos de los municipios que tenemos que empezar a fortalecer la capacidad instalada. Contamos con planteles de más de 50 años de construidos que se hicieron sin una proyección real de lo que se iba a tener y de lo que se quería atender.

Todas las construcciones educativas de 20 años para atrás no cuentan con las especificaciones técnicas. Son áreas irregulares donde puedo acoger 30 o 50 niños. Ahora las construcciones son diferentes con unos estándares de calidad puntuales y cumpliendo con la normativa. Y una de las fortalezas es la jornada única que es un pilar fundamental para que el tema de infraestructura educativa comience a fortalecerse.

Es por eso que convenios, como el que tenemos con el Área Metropolitana del Valle de Aburrá, nos están contribuyendo a mejorar esta infraestructura que no teníamos en las mejor condiciones. Estos son proyectos ambiciosos y nunca se había hecho una inversión tan grande como la que se ha realizado en este periodo.

Tenemos 39 instituciones oficiales con 62 sedes. Ante el Área Metropolitana aportamos un proyecto para atender 14 instituciones de las cuales ya hemos trabajado en 9.

Para combatir la deserción escolar trabajamos muy fuerte en el segundo semestre del año. Y desde las instituciones educativas hacemos un seguimiento real con los profesores y la Dirección de Cobertura, eso nos ha ayudado a que la deserción sea mínima.

Atendemos población que tiene dificultades y con ayuda profesional de distintas áreas.

El que Bello esté certificado tiene muchas responsabilidades. Por ejemplo nos volvemos referentes de otros municipios del norte del Valle de Aburrá. Esto es muy importante porque el compromiso se vuelve de región y se contribuye a jalonar procesos muy importantes.

Dentro del Plan de Desarrollo de la Alcaldía de Bello tenemos un componente importante de acceso a la educación superior. Aproximadamente 7.000 jóvenes en Bello son los que se gradúan de bachillerato al año. Un 25% de ellos ingresa a la universidad tanto en su formación profesional como técnica.

Tenemos convenios con el Sena y la Institución Universitaria Marco Fidel Suárez para hacer después de la técnica, la tecnología y el ciclo profesional. Todo ese proceso es muy importante porque en él se trabaja de cerca con las universidades que hay en el municipio como la San Buenaventura, Uniminuto y la Marco Fidel Suárez, acogen una alta población de estos jóvenes que se gradúan de bachillerato.

A futuro le apostamos a la Casa del Maestro, al Fondo de Educación Superior para hacer alianzas y convenios para que los aprovechen nuestros jóvenes. También disminuimos la tasa de analfabetismo y la deserción estudiantil.



18.2k Seguidores