• Un año y ocho meses de trabajo culminan el próximo viernes 31 de agosto, cuando la comunidad de la centralidad del corregimiento de San Antonio de Prado será reconocida por su compromiso con la libertad de los animales silvestres.

  • Durante todo el proceso se realizaron 23 actividades de sensibilización en la comunidad que contaron con la participación de 1.438 personas.

  • San Antonio de Prado es el cuarto corregimiento de Medellín que es intervenido por la estrategia Áreas Libres de Fauna Silvestre en Cautiverio, y el área número 18 en ser declarada en el Valle de Aburrá.
​La centralidad del corregimiento de San Antonio de Prado de Medellín será declarada como libre de fauna silvestre en cautiverio este viernes 31 de agosto, después de 20 meses de trabajo educativo con la comunidad. En un acto público, los representantes del convenio entre el Área Metropolitana del Valle de Aburrá, Corantioquia y la Universidad CES entregarán el reconocimiento al corregidor de San Antonio, Adrián Londoño, y posteriormente habrá una celebración con actividades para personas de todas las edades.  

La Policía, grupos juveniles, scouts, instituciones educativas y comunidad general participaron activamente del trabajo de sensibilización puerta a puerta, cine foros, voz a voz y capacitaciones respecto a la tenencia y el maltrato de fauna silvestre. Fueron en total 23 actividades que alcanzaron a 1.438 personas.

La estrategia de Áreas Libres de Fauna Silvestre en Cautiverio se aplica desde 2008, y tiene hasta el momento 53 zonas declaradas, todas dentro de la jurisdicción de Corantioquia y el Área Metropolitana del Valle de Aburrá. Desde 2016, el convenio de Corantioquia, el Área Metropolitana del Valle de Aburrá y la Universidad CES dio continuidad al proceso. Desde entonces, 17 zonas del Valle han sido declaradas. Durante 2018 han sido trabajadas 13 áreas pertenecientes a 8 de los 10 municipios del Valle de Aburrá.

Este año se han declarado áreas libres de fauna silvestre en cautiverio la zona de influencia de La Romera, en la vereda La Doctora de Sabaneta; el barrio San Juan, en Copacabana; la zona de influencia de El Romeral, en la vereda San José de La Estrella; la vereda La Unión de Bello, los barrios de Jesús, El Progreso y Pepe Sierra 1 y 2 de Barbosa, la centralidad de Envigado, y los barrios El Paraíso, El Salado y el sector Cabildo de la vereda San Diego de Girardota. En total, fueron impactadas en todas las áreas 4.459 personas; hubo 18 entregas voluntarias de animales silvestres en cautiverio y el equipo realizó 21 reportes de tenencia.

En 2014 se habían declarado las cabeceras municipales de los corregimientos de San Sebastián de Palmitas, San Cristóbal y Santa Elena de Medellín.

Este trabajo de sensibilización busca generar en un área determinada transformación de la cultura ciudadana hacia la generación de acciones éticas y respetuosas con la fauna silvestre, bajo la premisa de que los animales silvestres en cautiverio se deprimen, debilitan, enferman y, con frecuencia, mueren; no cumplen con sus funciones para mantener el equilibrio ecológico, y, generalmente no se reproducen, además de ser transmisores de enfermedades que pueden afectar al ser humano y a sus animales domésticos.

También busca informar sobre la normatividad vigente respecto a la tenencia de fauna silvestre, que está tipificada como infracción ambiental (Decreto 1076 de 2015, Ley 1333 de 2009) y como delito (Ley 1453 de 2011), conductas que dan lugar a la imposición de sanciones que van desde multas hasta la pena de prisión.

El convenio interinstitucional une los esfuerzos de las autoridades ambientales con la academia para generar conocimiento científico y educación ambiental, pero además en la tarea de recuperación, rescate, tratamiento, liberación y reubicación de la fauna silvestre en los 80 municipios de la jurisdicción de Corantioquia.​


18.2k Seguidores