• 19 microcuencas priorizadas, planes de mejoramiento integral, firma de 10 acuerdos de voluntades y dos foros metropolitanos son algunos de los principales resultados de la iniciativa.

  • En el proceso se resalta el trabajo comunitario en el que se gestaron proyectos patrocinados por empresas y administraciones municipales, orientados a reforestación, saneamiento de aguas residuales domésticas y de fincas cafeteras.
​​Los principales avances del Plan Quebradas, programa que busca la recuperación integral de las microcuencas del Valle de Aburrá, fueron presentados este martes en un foro que contó con la presencia de líderes ambientales, empresas aliadas, funcionarios de las administraciones municipales y representantes de las comunidades de los 10 territorios metropolitanos.

El programa, iniciativa del Área Metropolitana del Valle de Aburrá y coordinada por el Centro de Ciencia y Tecnología de Antioquia –CTA, está enmarcado dentro del Convenio Nuestro Río, el cual busca la articulación de esfuerzos de la sociedad civil y los sectores públicos, privados y académicos para la ejecución de programas y proyectos orientados a la recuperación y protección ambiental del río Aburrá- Medellín y las 19 microcuencas priorizadas en acuerdo con las administraciones municipales del territorio metropolitano.

Las 19 microcuencas priorizadas y ubicadas en los 10 municipios son La López, en Barbosa; El Salado, en Girardota; Piedras Blancas, en Copacabana; La García y El Hato, en Bello; La Madera, en Medellín y Bello; La Iguaná, La Malpaso, La Honda, Altavista, Santa Elena y La Picacha, en Medellín; Doña María, en Medellín, Itagüí y La Estrella; La Ayurá, en Envigado; La Grande y La Bermejala, en La Estrella; La Bermejala, en La Estrella; La Miel, La Valeria y La Doctora, en Caldas.

“Mostramos hoy el avance de un plan que es modelo por la capacidad de articular actores del territorio en un esfuerzo sinérgico para la gestión integral del recurso hídrico, para que la ciudadanía, las organizaciones sociales, la academia, las empresas, la institucionalidad pública y privada se apropie de la responsabilidad que todos tenemos de proteger y cuidar de este recurso”, afirmó Eugenio Prieto Soto, director del Área Metropolitana del Valle de Aburrá.

En el evento se abordaron temas relacionados con la protección del recurso hídrico en el área metropolitana y se resaltaron logros como el diseño de 19 planes de mejoramiento (uno por microcuenca priorizada), la conformación de 19 mesas interinstitucionales donde se vincularon los diferentes actores del territorio, el intercambio de saberes y buenas prácticas y el fortalecimiento de los conceptos corresponsabilidad y gobernanza, así como la firma de 10 acuerdos de voluntades para la vinculación en programas y proyectos de mejoramiento de las condiciones ambientales de las microcuencas con empresas del sector privado.

Catalina Herrera, coordinadora del Plan Quebradas por parte del CTA, señaló, que “hemos logrado muchas cosas en este primer año de gerencia del CTA del Plan Quebradas. La articulación de actores ha sido una de las cosas más destacables, porque cuidar el recurso hídrico es corresponsabilidad de todos”.

Por su parte, el líder cívico-ambiental del territorio metropolitano, Joselino Jurado, hizo un llamado para que Plan Quebradas sea uno de esos programas que permanezca en el tiempo. “Que el Plan Quebradas vaya más allá de los planes de desarrollo municipal porque, de lo contrario, será muy triste perder todo lo que se ha avanzado en conocimiento en el proyecto”, agregó Jurado.

Proyectos gestionados con empresas del territorio

Con Empresas Públicas de Medellín se implementó una iniciativa para la conservación de la reserva forestal La Quintero, ubicada en el municipio de Barbosa, que incluye guardabosques, delimitación y reforestación con 17.000 árboles.
 
En este sentido, con el Municipio de Girardota se implementó un programa de guardabosques y la siembra de 10.000 árboles en la zona de retiro de la quebrada El Salado. Mientras que, con la Federación Nacional de Cafeteros, se trabaja para el desarrollo de un proyecto de mejoramiento de la productividad y de saneamiento de aguas residuales en fincas cafeteras ubicadas en zona de influencia de las 19 microcuencas priorizadas por Plan Quebradas.

Además, con Pork Colombia se avanza en el desarrollo de un proyecto de saneamiento de aguas residuales domésticas y aprovechamiento de residuos orgánicos para la producción de biogás.
 
Por último, el modelo de gestión del Plan Quebradas estableció integración con otros programas en tres líneas estratégicas: Saneamiento, Protección, conservación, reforestación y Educación ambiental. Estos son:  Red Río, Plan Siembra, Banco2, Plan de Ordenamiento del Recurso Hídrico (PORH), Plan de Manejo Ambiental Del Acuífero (PMAA) y los programas implementados por gestión del riesgo.​ 

18.2k Seguidores