Lo que no sabías…

El catastro es un instrumento de planificación que registra los bienes inmuebles de una determinada región y permite conocer al detalle el territorio que habitamos, saber cuales son sus usos, planear adecuadamente el territorio y asignar los recursos necesarios para generar un desarrollo ordenado del mismo.

A nivel de infraestructura el catastro suministra información detallada de vías, parques, restaurantes, bibliotecas, hospitales y escuelas.

 

Así mismo, permite conocer el valor del suelo en una zona específica, saber quién es el dueño y calcular el precio real de determinado bien inmueble.

En el aspecto ambiental, permite identificar zonas verdes, bosques, praderas, campos para cultivar y reservas hídricas. De esta forma, se puede saber dónde se puede construir para que el desarrollo de las regiones no afecte el ambiente.

 

Lo que se viene…

El catastro como un inventario de bienes inmuebles ha cambiado su concepto a otra dimensión. Dicho cambio inicia con la Ley 1753 de 2015, en su artículo 104, que plantea un nuevo concepto y enfoque Catastro multipropósito.

Lo que quiere decir, es que ya no es solo un catastro fiscal, sino que ayuda a la seguridad jurídica del derecho de dominio sobre los bienes inmuebles, contribuye al ordenamiento del territorio y es una fuente para desarrollar mejores planes sociales y económicos de las regiones.

 

Conforme a lo anterior, el Área Metropolitana del Valle de Aburrá, que pertenece al Esquema Asociativo de Entidades Territoriales –EAT–, como entidad de derecho público, con personería jurídica y patrimonio propio, puede ser gestor catastral conforme al artículo 79 de la Ley 1955 de 2019 y al Decreto 1983 del 31 de octubre de 2019. La entidad es una institución consolidada que puede disponer de recursos físicos, tecnológicos, financieros y técnico-operativos para garantizar la prestación del servicio público catastral.

En virtud de lo anterior, el Área Metropolitana del Valle de Aburrá, desde la subdirección Administrativa y financiera, adelanta  gestiona la solicitud de habilitación como gestor catastral, ante el Instituto Geográfico Agustín Codazzi –IGAC–, mediante radicado 00- 032863. Cuando se formalice la gestoría catastral, el proceso comenzará con los municipios de Bello, Copacabana, Girardota, Barbosa y Sabaneta.

 

Como gestor catastral, El Área Metropolitana del Valle de Aburrá, tendrá acceso a información que será usada con múltiples propósitos como identificar zonas residenciales, comerciales, industriales, institucionales, para recreación, y de protección ambiental; lo que permitirá impulsar el desarrollo económico y social, e identificar las zonas pobladas para impulsar el desarrollo urbanístico.

De igual manera, reconocer las zonas de riesgo en donde las personas y sus bienes inmuebles pueden verse afectados por inundaciones, movimientos de tierras y fallas geológicas para prevenir y mitigar desastres. Además, tendrá información para que los entes municipales adelanten sus proyectos y políticas de desarrollo rurales y urbanos de manera eficiente en beneficio de la calidad de vida de los habitantes del Valle de Aburrá, apuntándole a un futuro sostenible.​