Presentación


Más de 3 millones de personas han establecido su lugar de residencia a lo largo del Valle que atraviesa el río Medellín y que se sitúa a 1.500 metros sobre el nivel del mar. La expansión urbana ha ido borrando los límites entre los 10 municipios que conforman el Área Metropolitana y por lo tanto la población se ha concentrado en el espacio limitado de su área geográfica longitudinal.
Las cordilleras altas que rodean el valle y el régimen de vientos de baja velocidad que provienen del norte permiten la generación de un microclima relativamente estable y agradable a temperaturas promedio alrededor de los 18 - 22 °C.

imagen


El aire puro es una mezcla gaseosa de nitrógeno (78%), oxígeno (21%) y cantidades menores de dióxido de carbono, argón, ozono y otros gases (1%). La contaminación del aire es el cambio en el equilibrio de estos componentes, y se puede definir como “cualquier condición atmosférica en la que las sustancias presentes producen un efecto adverso medible en la salud del humano, los animales y vegetales, o bien un daño físico en los materiales (edificaciones y monumentos)” (Nevers, 1998). Los contaminantes atmosféricos se clasifican en primarios y secundarios, siendo los primeros aquellos que permanecen en la atmósfera tal y como fueron emitidos, como las partículas, el monóxido de carbono (CO), el dióxido de carbono (CO2), los óxidos de nitrógeno (NOx), los óxidos de azufre (SOx) y los hidrocarburos. Los secundarios son los que han estado sujetos a cambios químicos o son el producto de reacciones de dos o más contaminantes primarios en la atmósfera (como el ácido sulfúrico (H2SO4), ácido nítrico (HNO3), el ozono (O3), el smog fotoquímico y los compuestos orgánicos volátiles (COVs).


Si desea conocer mas lo invitamos a descargar la informacion adicional a traves del siguiente LINK