Navigate Up
Sign In
Herramientas
Municipios
Sign In Inicio Sesión
Ayudas para navegar el sitio
Idioma
Qué es La Oficina de Control Interno

La oficina de control interno es un elemento del sistema de control, en el nivel gerencial o directivo, encargada de medir la eficiencia, eficacia y economía de los demás controles.  Además, asesora a la Dirección en la continuidad del proceso administrativo, evalúa los planes establecidos e introduce los correctivos necesarios para el cumplimiento de las metas u objetivos previstos.  En estos términos, la oficina de control se constituye en el "control de controles”, ya que en su labor evaluadora determina la efectividad del sistema de control de la entidad con el fin de apoyar a la dirección en la toma de decisiones válidas para la consecución de los fines.

Ante todo, la evaluación del sistema de control interno debe ser considerada como un proceso retroalimentador y de mejoramiento continuo para la gerencia.  En tal sentido, esta labor debe ser realizada de manera permanente y oportuna, por cuanto el éxito de la gerencia radica en la adecuada toma de decisiones.

En tal sentido, puede afirmarse que las oficinas de control interno no pueden abarcar a toda la entidad en todo momento.  De hecho, esta limitante condiciona su cobertura, de ahí que la importancia de tener un sistema de control no radica en una dependencia funcional sino en un compromiso colectivo hacia un cambio de actitud, que lleve a los individuos de una organización a interiorizar el nuevo concepto de control, representado en el autocontrol como un desarrollo natural de su quehacer.
 
El autocontrol implica que el ejercicio de control sea intrínseco al desarrollo de las funciones de todos los cargos existentes en la entidad.  En este sentido, corresponde a la oficina de control interno, más que ejercer control, adelantar un proceso de sensibilización permanente, para que todos los miembros de la organización comprendan que cada persona es responsable de las tareas asignadas.  Para este efecto, el papel de la oficina de control interno es proporcionar los medios para que las personas ejecuten sus propias actividades asumiendo su propia responsabilidad y el control de las mismas.
 

¡RECUERDA LOS FUNDAMENTOS DEL CONTROL INTERNO!

Los fundamentos del Sistema de Control Interno se enmarcan, integran, complementan y desarrollan dentro de los principios constitucionales (Artículo 209)

AUTOCONTROL Es la capacidad que tenemos todas las personas que pertenecemos a la institución, independientemente del nivel jerárquico, de controlar el trabajo, detectar desviaciones y efectuar correctivos para el adecuado cumplimiento de los resultados que se esperan en el ejercicio de las funciones asignadas de tal manera que la ejecución de los procesos y actividades o tareas se desarrollen con fundamento en los principios constitucionales.

AUTORREGULACIÓN Capacidad que tiene la institución para aplicar de manera participativa en su interior métodos y procedimientos establecidos en la normatividad que permitan el desarrollo e implementación del sistema de Control Interno bajo un entorno de integridad, eficiencia y transparencia en la actuación pública. Favorece también la gestión hacia el servicio público y hacia una acción administrativa ejecutada con altos niveles de responsabilidad social.

AUTOGESTIÓN Capacidad institucional para interpretar, coordinar, aplicar y evaluar de manera efectiva, eficiente y eficaz la función administrativa delegada por la constitución, la ley y sus reglamentos. El Sistema de Control Interno es complementario del Sistema de Gestión de Calidad y Desarrollo Administrativo.

 

¿QUIÉNES EJERCEN EL CONTROL INTERNO?

El control interno lo ejerce cada uno de las personas que hacen parte de la entidad y que contribuyen al cumplimiento de los objetivos establecidos.

¿PARA QUÉ SIRVE EL CONTROL INTERNO?

Sirve para garantizar que cada uno de los procesos, políticas, metas y actividades se cumplan de acuerdo a lo preestablecido, dando el máximo de rendimiento en cumplimiento de su misión.

PRINCIPIOS DEL CONTROL INTERNO

La Constitución Política de 1991, estableció los principios que deben cumplirse en el ejercicio de la Función Pública de Administrar el Estado, constituyéndose en los preceptos fundamentales definidos para encaminar su desarrollo y otorgar orientación estratégica a la toma de decisiones. Están presentes en todos los procesos, actividades o tareas emprendidas por la entidad pública a fin de cumplir con su propósito institucional.

    Fecha de Actualización: 04/03/2013 05:05 p.m.